miércoles, 11 de agosto de 2010

ENSAYO SOBRE EDUCACION ANDRAGOGICA

ENSAYO SOBRE LA EDUCACIÓN ANDRAGÓGICA
Lic. Audie Antonio Juárez Sánchez
1era promocion, Sabados matutino

I. RESUMEN

La razón de ser del presente ensayo, es justificar la validez de propuestas que la Andragogía hace en relación al aprendizaje de adultos
Durante siglos se pensó que el aprendizaje era cosa, de niños, de ahí que la palabra pedagogía viniera del nombre del esclavo que conducía al niño a la escuela.
La Pedagogía es un conjunto de saberes que se ocupan de la educación como fenómeno típicamente social y específicamente humano. Es por tanto una ciencia de carácter psicosocial que tiene por objeto el estudio de la educación con el fin de conocerlo y perfeccionarlo.
Asimismo, en contraposición al primer significado de pedagogía se propone por los interesados en la educación de los adultos el término Andragogía.
La Andragogía (del griego anēr, andrós, hombre, varón (palabra derivada, al igual que anthrōpos, de la raíz indoeuropea ner-, hombre), y de ago, guiar o conducir) es la disciplina o “ciencia” educativa que trata de instruir y educar permanentemente al hombre en cualquier período de su desarrollo psicobiológico en función de su vida cultural, ergológica y social.

La Andragogía es la ciencia que se dedica al estudio de de la educación del adulto.

II. PALABRAS CLAVE

Aprender a conocer. Desarrollar habilidades, destrezas, hábitos, actitudes y valores que le permitan al adulto adquirir las herramientas de la comprensión como medio para entender el mundo que lo rodea, comunicarse con los demás y valorar la importancia del conocimiento y la investigación.
Aprender a aprender. Desarrollar habilidades, destrezas, hábitos, actitudes y valores que le permitan adquirir o crear métodos, procedimientos y técnicas de estudio y aprendizaje para que puedan seleccionar y procesar información eficientemente, comprender la estructura y el significado del conocimiento a fin de que lo pueda discutir, negociar y aplicar. El aprender a aprender constituye una herramienta que le permite al adulto seguir aprendiendo toda la vida.

Aprender a hacer. De esta manera puede desarrollar sus capacidades de innovar, crear estrategias, medios y herramientas que le dan la posibilidad de combinar los conocimientos teóricos y prácticos con el comportamiento socio cultural, desarrollar aptitudes para el trabajo en grupo, la capacidad de iniciativa y de asumir riesgos.
Aprender a ser. Que podemos comparar con el saber estar que se basa en el desarrollo de la integridad física, intelectual, afectiva y social; teniendo en cuenta las relaciones que establece con todo el entorno; tanto laboral como en la sociedad; y ética del sujeto en su calidad de adulto, de trabajador, como miembro de una familia, de estudiante, como ciudadano.

III. INTRODUCCIÓN
Como resultado de los esfuerzos investigativos por crear una disciplina particularmente dedicada a la educación de adultos se produce un renacimiento de los métodos activos de aprendizaje, tanto de carácter formal como informal.
Aprovechando las particularidades que caracterizan al sujeto adulto, a su modo de aprendizaje , etc; se recomienda y se amplía la utilización del método de proyectos, nombrado también método de problemas. Se concibe como un plan de actividades diseñado con propósitos educativos, de acuerdo con un cronograma de trabajo, para ser desarrollado en condiciones reales, en contextos socio laborales y culturales, tangibles y concretos.
La idea del método de proyecto se asocia a la práctica, a la innovación y con formas de organización flexibles, abiertas, orientadas fundamentalmente a la solución de problemas específicos.
El estudio de andragogía me ha dado las herramientas necesarias para comprender mejor a los alumnos, establecer una relación no del maestro impostor, sino no de un colaborador y mediador, tomando en cuenta sus habilidades, conocimientos, experiencias y actitudes adquiridas de acuerdo a su entorno social, laboral y de todo tipo.

IV. ABORDAJE TEMÁTICO
Cuando abordamos el estudio de las características fundamentales de los adultos que se manifiestan en un proceso de formación podemos mencionar.


El auto concepto: Necesidad psicológica para ser autodirigidos.
La experiencia. La experiencia acumulada sirve como recurso de aprendizaje y como referente para relacionar aprendizajes nuevos. Valiéndose de sus experiencias anteriores el participante puede explotar y/o descubrir su talento y capacidades.
La orientación adulta al aprendizaje se centra en la vida; por lo tanto, lo apropiado para el aprendizaje son situaciones reales para analizarlas y vivirlas de acuerdo con su proyecto personal de vida y las experiencias acumuladas; en estas circunstancias la formación cobra gran importancia si concuerda con sus expectativas y necesidades personales
Unido a la experiencia, el adulto trata de conservar vivencias, conocimientos, creencias, paradigmas que les fueron útiles en un momento; pero que ya no lo son y, por lo tanto, se convierten en fuente de resistencia interna del individuo.
Dadas estas circunstancias, un requisito básico para el aprendizaje es el “desaprendizaje”.
Desaprender es sencillamente eliminar lo que hemos aprendido que ya no nos sirve y dejar espacio para que lo que necesitamos aprender puede entrar en nuestro cerebro con facilidad. Para realizar esto, el ser humano debe darse la oportunidad de verse a sí mismo como el poseedor de un punto de vista sobre cualquier aspecto y desarrollar la conciencia de la existencia de muchos más puntos de vista que puedan ser tan o más válidos que el percibido por él. Esto obviamente exige el postergar el juicio crítico, lo cual no es una costumbre arraigada en la mayoría de los adultos, mucho menos cuando estos poseen un alto nivel intelectual; pues cuanto más ha invertido en aprender cierta información, mayor compromiso existe en defender esta información ante otra nueva (...). El desaprendizaje es un eslabón ubicado entre el aprendizaje y el reaprendizaje.
La prontitud en aprender. Los adultos se disponen a aprender lo que necesitan saber o poder hacer para cumplir su papel en la sociedad. Ellos miran la formación como un proceso para mejorar su capacidad de resolver problemas y afrontar el mundo actual; de esta manera pueden desarrollar modelos de conducta en situaciones dadas que le faciliten su adaptación a circunstancias particulares en las que puedan encontrarse en un momento determinado.
La orientación para el aprendizaje. La orientación de los adultos para el aprendizaje tiende a la búsqueda de la solución a los problemas que se le presentan en la vida real; con una perspectiva de buscar la inmediatez para la aplicación de los conocimientos adquiridos; cuyos objetivos responden a sus necesidades y expectativas.
Debe adicionarse que el adulto tiene un amplio bagaje histórico, social y cultural, como ente social integrado a formas de vida determinadas; construye su propio conocimiento con ayuda del formador quien se convierte en un facilitador del aprendizaje si tiene en cuenta que los adultos “trabajan, no tienen tiempo, se cansan más rápido, están más motivados, no tienen hábitos de tomar notas ni de estudio y les gusta participar “ [12]
Si la andragogía es la disciplina que se ocupa de la educación y el aprendizaje del adulto, no cabe la menor duda que el docente de adultos debe preocuparse de tener amplios conocimientos de psicología, estrategias metodológicas, lógica aplicada, programas andragógicos, ya no ser el maestro tradicional sino darle mayor participación al estudiante, para ello es pertinente conocer el entorno social, cultural, experiencias, actividades y especialidades del alumno, a efecto de comprender sus actitudes y capacidad.
Siendo la andragogía la ciencia de la educación y aprendizaje del adulto, me pregunto si las Universidades del país no cuentan con especialistas en la materia, que podrá esperarse del Ministerio de Educación de Guatemala y cuáles serán los métodos de aprendizaje en las escuelas e institutos nocturnos el país, en donde la mayoría de los alumnos son adultos.
Otro aspecto que me llama la atención de la andragogía es que no es aplicable solo para docentes de establecimientos educativos ya sea públicos o privados, sino para toda actividad de aprendizaje, tal es el caso de las empresas comerciales, industriales o de servicios para adiestrar a sus trabajadores, así como para las entidades del sector público para dar seminarios a sus empleados, y en general para toda actividad que conlleve aprendizaje, tal es el caso de conferencias en los diferentes sectores de la sociedad no importando el tema a desarrollar, siempre y cuando esté dirigido a personas adultas.


V. CONCLUSIONES
1. La Andragogía es la ciencia que estudia el proceso educativo de formación permanente de adultos.
2. La Andragogía es una disciplina necesaria en la educación y el aprendizaje del sujeto adulto.
3. La Andragogía como arte o virtud de enseñarnos a ser buenos y comprensivos con los demás.
4. La importancia de su investigación y aprendizaje de este tema ya que nos permite alcanzar un alto nivel de desarrollo intelectual.
5. La Andragogía vino a llenar el vacío existente entre la pedagogía como la ciencia de la educación para niños y adolescentes, respecto a la educación y aprendizaje para adultos.
6. El aprender que como seres humanos somos capaces de aprender en cualquier etapa de nuestra vida, ya que no somos seres completos y nos vamos completando en el transcurso de la vida ; por lo que debemos conocer su historia, y como se desempeña como ciencia en la actualidad, la Andragogía existe por la necesidad de los hombres de adaptarse a la sociedad y ser dignos de representar a esta en cualesquiera de sus posiciones.

7. Es imprescindible la capacitación de docentes de adultos, especialmente en las universidades del país.
8. Concientizar a las generaciones el conocimiento de esta ciencia, para no pertenecer al mundo de los ignorantes y antisociales que no aceptan la nueva era ni el progreso de los adultos.

BIBLIOGRAFÍA

1. Adolfo, Alcalá. Andragogía. CD 2,010.

2. Pablo, Cazau. 2,001. Lic. En Psicología y Prof. de Enseñanza Media y Superior en Psicología. Andragogía. Buenos Aires. Julio 2,001.

3. The adult learner: a neglected species. Malcom Knowles. Cuarta edición, 1990. Texas, USA. Golf Publishing Company.

4. García Arretio, L. (1986). Educación superior a distancia. Análisis de su eficacia. Badajoz, UNED.

5. Tight, M. (1983). Adult learning and education. London, Croom Helm.
Adulto: Dícese del que ha llegado al término de la adolescencia (Diccionario Visor,1999).

6. Prevost, Marcel. "El arte de aprender". Buenos Aires : Espasa-Calpe Argentina, 1947. p. 27.

7. Citado por: Insuasty, Luis, "Programa de postgrado pedagogía para el desarrollo del aprendizaje autónomo". Convenio UNISUR-CAFAM. Santafé de Bogotá, 1996. p. 15.

8. Adam, F. (1984) "La teoría sinérgica y el aprendizaje adulto". PLANIUC, 3, 6, 195-219.

9. Adam, Félix. (1971). "Metodología Andragógica". Anea Fidea. Caracas, Venezuela.

10. Alcalá, Adolfo. (1999). "Andragogía. Libro Guía de Estudio". Postgrado U.N.A. Caracas, Venezuela.

11. Alcalá, Adolfo. (1999). "Es la Andragogía una Ciencia?". Ponencia. Postgrado U.N.A. Caracas, Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario